¡BARBOUR 125 ANIVERSARIO! DESCUBRE LA CLAVE DE SU ÉXITO

Barbour 125 aniversario
 London Fashion Week en la histórica Lancaster House

Barbour lanza la colección “Icons re-engineered”

Para celebrar Barbour 125 aniversario, la quinta generación ha creado la colección “Icons Re-Engineered” que se presentó durante la London Fashion Week. Es una edición limitada de las icónicas chaquetas de Barbour. Rediseñadas para unir el estilo clásico de sus orígenes con los ajustes y estilos contemporáneos, como la Icons Beaufort con detalles exclusivos.

Cada una de ellas, está inspirada en una legendaria chaqueta del archivo de Barbour, y refleja un período significativo en la historia de esta compañía familiar a lo largo de su existencia.

Chaquetas Barbour más representativas de cada etapa

chaqueta de algodón encerado

El primer diseño de Barbour de una chaqueta de algodón encerado, fue en 1910, la llamada Haydon. Al igual que todas las chaquetas rediseñadas, llevan el característico forro Drees Gordon.

El nacimiento de Barbour International

chaquetaq Barbour Internationa

La chaqueta Barbour International, llegó en 1936. Duncan Barbour diseñó el traje para la competición de motocicletas International Six Day Trial. En 1964 Steve McQueen participó en esta carrera, y lo usó junto con los miembros de su equipo. Hoy en día, la línea Barbour International ha cobrado vida propia ofreciendo todo tipo de prenas de inspiración motera.

En 1960 apareció la línea Countrywear

Bedale

Más tarde, en la década de 1960, se reintrodujo la ropa de campo y en los años 80, Barbour diseñó las chaquetas Beaufort, inspiradas en las chaquetas de tiro francesas, y Bedale que reciben su nombre de la ciudad rural de Yorkshire. Esta chaqueta era usada tanto por hombres como por mujeres, con lo que se decidió diseñar el mismo concepto del Bedale pero adaptada a la silueta femenina. Como resultado, crearon la chaqueta Beadnell.

Un nuevo tejido, las chaquetas acolchadas

Liddlesdale

En 1979 aparece la chaqueta acolchada Countryman. Fue renombrada en 1994 como “Liddlesdale”, en homenaje al valle del mismo nombre en las fronteras escocesas. Es una chaqueta ligera, con dos grandes bolsillos delanteros y cuello de pana. Un diseño que sigue siendo ideal para llevar sobre un traje por su amplitud.

La clave del éxito de Barbour

Si hay algo que Barbour ha sabido hacer durante estos 125 años, ha sido adaptarse a los tiempos, máxima fundamental para no quedarse en el camino. ¡Muchas felicidades!

Compartir este Post
Valoraciones
Fecha
Nombre del Post
Una trayectoria impresionante, marca clásica con chaquetas actuales
Calificación
51star1star1star1star1star