Cómo vestirse para la montaña: Teoría de las 3 capas

Cualquier actividad deportiva que nos lleve a la montaña requiere de una vestimenta adecuada que permita que nuestro cuerpo pueda evacuar la humedad de la piel, mantenernos secos y protegidos evitando sobre todo la pérdida de calor si estamos expuestos a bajas temperaturas.

Entonces, la recomendación de cómo equiparse para la montaña es elegir siempre ropa que mantenga el cuerpo seco, o sea evitando no solo la condensación del propio sudor como que agentes externos tales como la lluvia o la nieve pueda traspasar nuestra vestimenta.

Teoría de las 3 capas

Existe un clásico sistema de vestimenta para la montaña conocido como la “Teoría de 3 capas” que consiste en la combinación de tres prendas de ropa que sirvan para crear un microclima para proteger nuestro cuerpo de las inclemencias del tiempo y del propio sudor, proporcionando mayor confort.

Lo bueno de esta teoría de las 3 capas es que podemos aplicarla a diferentes deportes de montaña como Senderismo, Trekking, montañismo, alpinismo, ski, snowboard o  mountainbike, entre otros e incluso para los amantes del motociclismo, pues resulta una excelente protección del cuerpo.

chaqueta-chiruca-aura-01

Una vestimenta adecuada para la montaña nos permitirá mantener la temperatura corporal estable, facilitando así la práctica de cualquier deporte en este medio natural que representa todo un reto pues nos obliga a estar siempre preparados para enfrentar el calor, la lluvia, nieve, viento, bajas temperaturas y el propio sudor.

Primera Capa

Con la primera capa (capa interior o segunda piel) se busca alejar el sudor de la piel y evitar la sensación de humedad que genera que nuestro cuerpo se enfríe. Se recomienda utilizar materiales tales como poliéster, polipropileno o clorofibra, pero también es posible optar por lana sintética que deja pasar el sudor hacia el exterior.

En esta primera capa debemos evitar usar camisetas de algodón que suelen empaparse con mucha facilidad y tardan mucho tiempo en secarse. Existen hoy día prendas de diferentes grosores que ayudan a mantener el cuerpo abrigado, pero teniendo en cuenta que siempre deben ser prendas que se ajusten lo más posible al cuerpo, permitiendo realizar movimientos sin dificultad.

Segunda capa

La segunda capa es de aislamiento y abrigo y tiene como función aislar nuestro cuerpo térmicamente, pues son prendas que no dan calor de forma directa sino que retienen el calor que genera el propio cuerpo impidiendo sufrir de un enfriamiento.

La idea de esta segunda capa es utilizar siempre materiales aislantes y por ello se recomiendan prendas realizadas con fibra sintética o naturales que secan rápidamente, siendo hoy utilizadas por las grandes marcas las fibras sintéticas.

Tercera capa

Es la capa exterior y cumple la función de protegernos de la lluvia y la nieve, pero también del viento evitando la sensación de frio y de nuestro sudor, permitiendo su rápida evacuación ya que las capas primera y tercera no han debido retenerlo.

Cabe destacar que esta capa debe ser bien resistente ya que estará en contacto con los materiales que llevamos para la práctica del deporte de que se trate, tales como mochila, cuerdas o piolets, pero también de elementos naturales como rocas y ramas.

En definitiva, la idea que persigue la teoría de las 3 capas es lograr la protección y el confort imprescindibles para practicar cualquier deporte de montaña, pero siempre será nuestra propia experiencia la que nos lleve a elegir la mejor combinación de ropa y la más adecuada dependiendo de la temporada del año.

Compartir este Post
Valoraciones
Fecha
Nombre del Post
Cómo vestirse para la montaña: Teoría de las 3
Calificación
51star1star1star1star1star