Dónde comprar Telescopios Astronómicos, asesórate. Qué debes saber, características, tipos.

Compartir este Post

¿Qué es un telescopio?

Los telescopios son dispositivos de captación de luz. Su principal función es formar la imagen óptica, de mayor luminosidad posible, del objeto que se quiere visualizar. Esta tarea se consigue gracias a un elemento óptico principal, denominado “primario” u “objetivo”, situado en el interior del tubo óptico. La imagen formada por el primario es aumentada por un componente extraíble denominado ocular. Mediante la utilización de diferentes oculares, es posible alterar el aumento y el campo de visión del objeto observado a través del telescopio.

Al comparar los telescopios, existen ciertas características que nos ayudan a identificar sus diferencias. Entre éstas, las más comunes son: Poder de Captación de Luz, Magnitud Límite, Resolución y Aumento. Independientemente del tipo de diseño óptico comparable, estas características ofrecen una información valiosa que nos ayudará a determinar nuestras expectativas de observación a través de un telescopio.

Poder de Captación de Luz

La característica más importante de un telescopio es su capacidad de captación de luz, la cual viene determinada por el diámetro (o abertura). A mayor abertura, más cantidad de luz podremos captar.
Objetos relativamente débiles pueden resultar invisibles a través de telescopios de poca abertura. ¡Sin luz suficiente, es imposible observar objetos oscuros, independientemente del aumento empleado! La relación entre la capacidad de captación de luz de un telescopio y el diámetro de su lente o espejo no es directamente proporcional. A medida que aumenta el diámetro, la cantidad de luz obtenida se incrementa el cuadrado del diámetro. ¡Es decir, si doblamos el diámetro de la lente primaria, la capacidad de captación de luz se incrementa en cuatro veces!

Magnitud Límite

Los astrónomos emplean un sistema de “magnitudes” para indicar la luminosidad de un objeto estelar. Esta premisa parte de dar un valor 0 (la estrella Vega) como inicio. Cuanto mayor es el número de magnitud, más débil es el objeto. Cada magnitud equivale a una diferencia de luminosidad de 2,51 veces. Por ejemplo, una estrella considerada de magnitud 5 es 100 veces más débil que Vega, cuya magnitud es 0 (2,515). La estrella más débil, visible a simple vista, es de magnitud 6 (siempre y cuando el cielo sea muy oscuro), mientras que las más brillantes son de magnitud 0 (o incluso de valor negativo). La magnitud más débil visible a través de un telescopio (con excelentes condiciones de seeing) se la conoce como “límite de magnitud”. El límite de magnitud de un telescopio está relacionado directamente con su abertura. Grandes aberturas permiten observar objetos más débiles.

Las condiciones atmosféricas y la acuidad visual del observador son parámetros que, a menudo, reducen el límite de magnitud.

Resolución

Es la habilidad de un telescopio de ofrecer detalles nítidos. Las resoluciones más altas permiten captar mayor detalle en la superficie de un planeta o separar estrellas que se encuentran muy juntas. La resolución se mide en términos de grados de arco, minutos de arco, y segundos de arco. Un grado de arco tiene 60 minutos de arco y 3600 segundos de arco. Consecuentemente, cualquier cosa que tenga un segundo de arco es muy pequeña, tan sólo 1/3600 de grado.

Aumento

Frecuentemente denominado “potencia” y es una función de la distancia focal tanto del primario como del ocular. La distancia focal es la distancia existente desde la lente primaria o espejo al punto en el cual se forma la imagen. El ocular aumenta la imagen formada por el primario. El aumento máximo que puede obtenerse razonablemente con un telescopio está determinado, de nuevo, por el diámetro y capacidad de captación de luz del primario.

Se establece como límite práctico en 60 veces el diámetro del primario en pulgadas. De esta forma, un telescopio de 8” puede obtener imágenes definidas con un aumento no más allá de 480 veces. En la práctica, sin embargo, el aumento viene limitado por las condiciones atmosféricas, y en muchos casos queda restringido a 25-30 veces el diámetro del primario en pulgadas (200 a 240x con un tubo de 8”).

Como muchos objetos astronómicos son relativamente grandes pero débiles, la combinación de aumentos moderados y diámetros amplios resulta idónea para la observación de la mayoría de ellos. Cuando se observan estrellas, los aumentos no tienen mayor importancia ya que las mismas siempre aparecen como puntos, sin poder definir más allá de ello.

Para calcular el aumento de un telescopio hay que dividir la distancia focal del tubo óptico entre la distancia focal del ocular:

Aumento = distancia focal del primario (en mm) / distancia focal del ocular (en mm)

Consecuentemente, con un telescopio de 2000mm de distancia focal y un ocular de 25mm de distancia focal el aumento será:

Aumento = 2000mm / 25mm = 80x

Tipos de telescopios

REFRACTOR

El sistema de de refracción de los telescopios refractores (también denominados dióptricos) son aquellos que la mayoría de personas asocian con la palabra “telescopio”, un tubo largo y estrecho por el cual atraviesa la luz en línea recta desde la lente objetivo frontal hasta el ocular situado en el extremo opuesto.

Prestaciones

Facilidad de manejo y fiabilidad gracias a la simplicidad de su diseño
Escaso o nulo mantenimiento
Excelente para observación lunar, planetaria y de estrellas binarias, especialmente con grandes aberturas
Buena calidad en observaciones terrestres distantes
Imágenes de alto contraste debido a la ausencia de espejo secundario u obstrucciones internas
La corrección de color es buena en las versiones acromáticas y excelente en las apocromáticas y de Fluorita
Al disponer de tubos cerrados, la imagen no presenta degradación por corrientes de aire internas y la óptica permanece totalmente protegida
Las lentes objetivo permanecen siempre ensambladas y alineadas

REFLECTOR NEWTON

Estos telescopios reflectores de diseño Newton emplean generalmente un espejo primario parabólico cóncavo para captar y enfocar la luz entrante sobre un espejo plano secundario (diagonal) el cual refleja la imagen sobre el ocular a través de una abertura lateral del tubo óptico.

Prestaciones

Coste inferior por mm de abertura comparado con los refractores y catadióptricos
Razonablemente compactos y portátiles hasta distancias focales de
1000mm
Excelente para observación de objetos débiles de cielo profundo como galaxias, nebulosas y cúmulos estelares, gracias a sus cortas relaciones focales (f/4 a f/8)
Relativamente adecuado para observaciones lunares y planetarias
Idóneo para astrofotografía de cielo profundo
Mínimas aberraciones ópticas proporcionando imágenes muy brillantes

CATADIÓPTRICO

Este sistema de telescopio emplea una combinación de espejos y lentes para formar la imagen. Entre las versiones más populares cabe destacar el diseño Schmidt-Cassegrain y el Maksutov-Cassegrain. En el primero la luz entra a través de una lente fina asférica correctora de Schmidt, rebotando seguidamente en un espejo primario esférico, para ser posteriormente interceptada y reflejada por un pequeño espejo secundario hacia la parte posterior del tubo donde se sitúa el ocular.

El diseño Maksutov-Cassegrain es similar al Schmidt-Cassegrain, con la diferencia de que en lugar de una placa de Schmidt emplea una lente correctora en forma de menisco de gran curvatura.

Prestaciones

Gran versatilidad y prestaciones en cualquier tipo de observación
Excelente óptica que produce imágenes extremadamente definidas
Adecuado para la observación de objetos de cielo profundo y astrofotografía
Idóneo para observaciones de la Luna, planetas y estrellas binarias
Ideal para observaciones terrestres
Relación focal f/10 de uso general; existen reductores de focal para reducir
la misma (f/6,3)
Extremadamente compactos y portátiles
Simplicidad de manejo
Gran durabilidad y prácticamente nulo mantenimiento
Amplias aberturas a precios razonables
Amplia gama de accesorios disponibles

Marcas recomendadas

Las marcas más aconsejables para la compra de un telescopio astronómico en España son sin duda Celestron y SkyWatcher, ya que además de ser reconocidas mundialmente como especialista de este producto, concretamente en España mantiene una infraestructura de mantenimiento y servicio postventa que no tienen el resto de marcas.

Compartir este Post